Saltar al contenido
Portada » ¿Cuál es mejor silla para estudiar?

¿Cuál es mejor silla para estudiar?

¿Cuál es mejor silla para estudiar?

Ya está aquí la vuelta al cole y con ella llegan las largas tardes de estudio, en las que los más pequeños de la casa pasarán horas sentados haciendo deberes. Configurar un espacio óptimo y funcional para llevar a cabo las tareas escolares, es muy importante para garantizar que el niño o niña mantenga una postura adecuada en todo momento. Igualmente, elegir la mejor silla para estudiar en función de su edad, peso o altura, sin duda, será fundamental para evitar futuros dolores musculares y mantener la salud de su cuello y espalda.

Llegados a este punto, quizá te estés preguntando cómo debe ser una silla para estudiar. Si quieres que tu hijo esté cómodo mientras hace ejercicios de matemáticas, lee o repasa la lección, sigue estos consejos para comprar una silla de escritorio para niños adecuada.

3 características que debe cumplir una silla para estudiantes

Los principales rasgos que deben cumplir estos accesorios, para obtener una experiencia de uso segura y satisfactoria son:

Silla estable

Es recomendable que las sillas de escritorio juveniles, estén fabricadas sobre una base sólida. Para ello, es conveniente optar por modelos con cinco ruedas. Colocadas en forma de estrella, aportan firmeza a la estructura y ofrecen una mayor libertad de movimiento.

Silla regulable

Los niños crecen muy rápido. Por ese motivo, elegir un modelo regulable es la opción más aconsejable a la hora de comprar una silla para estudiar. Con el objetivo de mantener una correcta higiene postural, las rodillas tienen que formar un ángulo de 90º. Asimismo, los pies deben estar colocados sobre el suelo. Teniendo en cuenta estas directrices, al adquirir una silla con altura ajustable y respaldo inclinable, podremos adaptarnos a la estatura del infante a medida que vaya haciéndose mayor.

Silla cómoda

Una silla para niños tiene que ser confortable, ya que los más pequeños pasarán muchas horas sentados en ella. El respaldo juega un papel fundamental en este aspecto. Este elemento deberá recoger toda la espalda, consiguiendo un buen apoyo que evite contracturas o lesiones musculares. En este sentido, escoger un modelo reclinable será un acierto seguro. De igual forma, las sillas de escritorio con apoyo lumbar mantendrán esta zona más protegida y aportarán un extra de bienestar.

Para reforzar estas prestaciones y conseguir una postura natural, también es conveniente fijarse en algunos extras como los reposapiés o reposabrazos. Estos últimos serán muy útiles para ayudar a que el niño apoye los brazos correctamente sobre la mesa.  Además, un modelo transpirable y acolchado, fabricado con materiales de calidad, será más confortable y duradero.

Con todo ello, te recomendamos que la silla gaming que elijas cumpla los siguientes requisitos:

  • Regulador de altura.
  • Reposabrazos ajustable y respaldo reclinable.
  • Alta densidad de espuma interna.
  • Cojín lumbar y cervical.
  • Materiales resistentes.

¿Buscas una silla para niños? Esta vuelta al cole, disfruta de descuentos exclusivos en www.infortisa.com hasta el próximo 18 de septiembre. Haz de su zona de estudio un espacio más llamativo y confortable, con nuestras sillas gaming en oferta de marcas como Onaji o Allytale,

volver arriba